Vente a Alemania, Pepe

 

Vente a Alemania, Pepe, es una película española de los años setenta, donde, en clave de humor, se describe la situación que afrontaban muchos españoles de la época que, ante la situación de su país, debían afrontar la decisión de marchar al extranjero. Años después, la historia se repite y vuelve a ser Alemania uno de los países destino que está en la mente de muchos.

En nuestro trabajo de búsqueda directa de profesionales, estamos permanentemente involucrados en procesos de índole internacional y tratamos con personas que consideran la posibilidad de internacionalizarse, con las que hablamos abiertamente de sus motivaciones, así como de las ventajas e inconvenientes del posible cambio.

Una de las motivaciones más fuertes de los candidatos que continúan su carrera en el extranjero es la profesional. El no tener una ocupación o proyecto profesional acorde al nivel u objetivos de desarrollo acaba a medio plazo pasando factura. Quizás ésta es la parte más fácil de la decisión: el convencerse de que el nuevo proyecto profesional sigue aportando a nuestro desarrollo y nos hace competitivos en el mercado laboral en el que ejercemos.

Por supuesto la cuestión económica es muy importante. Cuando hacemos un cambio de este tipo, nuestro salario dependerá del mercado laboral del país destino y deberemos analizar cuidadosamente detalles del mismo; entre otros, temas de impuestos y coste de vida y qué servicios me ofrece la sociedad en la que voy a vivir. No es más rico el que más gana, sino el que más ahorra.

Y desde el punto de vista personal, ¿cómo voy a vivir en mi nuevo país? Más allá de considerar las cuestiones logísticas habituales (vivienda, escuelas, transporte, etc.), ¿cómo nos vamos a integrar en su sociedad? Independientemente de las investigaciones a realizar a través de amigos y conocidos, considero en este punto interesante los estudios del antropólogo holandés Gerard Hendrik Hofstede en los que concluyó con un modelado del comportamiento social en 5 dimensiones principales (fuente: www.geert-hofstede.com/

Distancia al poder. El grado en que los miembros menos poderosos de las instituciones y organizaciones dentro de un país esperan y aceptan que el poder se distribuya desigualmente. Las naciones latinoamericanas y árabes están catalogadas como las más altas en esta categoría; las escandinavas y germánicas en las más bajas.

Individualismo vs. colectivismo. La medida en la cual los individuos dan más importancia al “Yo” o al “Nosotros”. Los Estados Unidos, por ejemplo, son catalogados como una sociedad individualista.

Masculinidad vs. feminidad. Competitividad y consecución del éxito son valores considerados masculinos; un valor bajo de esta dimensión (sociedad femenina) indica que, calidad de vida y que me guste lo que hago, son importantes. Japón es catalogado como muy “masculino” mientras Suecia lo es como muy “femenino”.

Evasión de la incertidumbre. Las culturas con un valor alto de esta dimensión, evitan tomar riesgos; un ejemplo suelen ser los paises mediterráneos, los latinoamericanos y Japón.

Orientación a largo plazo vs. orientación a corto plazo. Se refiere a la importancia que da una cultura a la planificación a largo plazo.

La sociedad a la que me plantee trasladarme se regirá por reglas distintas, y la comparación de las diferentes dimensiones mencionadas con la del país actual es de gran interés en un proceso de cambio internacional.

Me gustaría terminar volviendo a la película que da título a este artículo. Pepe se fue a la aventura, pero su situación quedó lejos del sueño alemán que se imaginó. El mundo global ofrece en la actualidad muchas oportunidades laborales, no sólo en Alemania sino en muchos otros países. Decidir trasladarse al extranjero para trabajar es una decisión valiente que requiere de una importante determinación al cambio y un análisis en profundidad de las diferentes opciones. No debemos marchar a la aventura ni de manera oportunista. Hay que analizar si el cambio cumple con nuestras expectativas y si estamos dispuestos a realizar el camino necesario para consumarlo con éxito. La seriedad del proceso de selección y la clarificación de las dudas que se puedan plantear, ya sea por parte de la empresa destino, o por la empresa de recursos humanos involucrada es de gran importancia.
 

Rafael Mocholí
Director Asociado

REST FORDEREST